jueves, 11 de mayo de 2017

DE: GERENCIA FINANCIERA A: GERENCIA GENERAL (parte 7)

En esta parte de la publicación del informe elevado por la Gerencia Financiera a la Gerencia General de O.N.D.A. S.A., pone bien en claro una realidad absoluta e indiscutible, vale la pena leerlo en su totalidad, pero yo me voy a permitir resaltar algunos de los párrafos más revelantes.

"Profundo endeudamiento con la banca privada por un importe total de 
U$S 13.300.000.- que genera un costo financiero por concepto de intereses y diferencia de cambio inalcanzable desde el punto de vista económico. Si los sectores productivos generaran excedentes el tema del endeudamiento no tendría la gravedad que actualmente posee. En efecto, no hay posibilidad de pagar los intereses, ni siquiera enfrentar un endeudamiento menor a través de un acuerdo mediante quitas."
Yo me pregunto:
Más allá del "sobredimensionamiento, el exceso de personal, etc.", cuya estructura era altamente ineficiente (según los Contadores que elevaron este informe), y finalmente esto se hubiese podido corregir (en parte se hizo). No alcanzarían las correcciones a ser de utilidad si primero no se atendiesen otras de mayor importancia. 
Entonces ¿cómo se puede transformar este panorama por uno de rentabilidad que generase excedentes, si primero no se negocia con la banca acreedora, si además no se cambian las condiciones desfavorables de competitividad con las demás Empresas impuestas en el rubro del Transporte por el MTOP?
Pareciese que algunas realidades no eran tenidas en cuenta debidamente.
"Acentuada descentralización de las decisiones vinculadas a la gestión de la Empresa. La crisis que es imperioso administrar, requiere una fuerte centralización de dichas decisiones. Como consecuencia de ello cada área actúa con prescindencia de los demás sectores; no existe coordinación excepto en aquellos casos que se genera espontáneamente."
Realmente esto era así, como se dice popularmente "cada quien cuidaba su chacrita".
¿Cómo se arreglaba esto? Como bien lo dice este informe, centralizando las decisiones, o sea, menos Gerentes y Sub Gerentes, tal como era antes, la gran mayoría de las decisiones operativas importantes y vitales para la Empresa, las tomaba un solo hombre, el Sr. Julio Jorge Nuñez el Gran Gerente General que tuvo O.N.D.A. S.A.
Pero lamentablemente lo que se vio, fue una acentuada descentralización con varios (quizás en exceso) Gerentes y Sub Gerentes.
En lo personal, y cuando yo era funcionario de O.N.D.A. S.A., siempre sostuve que el corazón de la Empresa era el Taller 1, donde se debía en forma prioritaria, realizar una reestructura a fondo, a los efectos de mejorar su funcionalidad, más aún teniendo en cuenta con el tipo de flota envejecida y complicada con la que se operaba, que requería un alto y específico  nivel de especialización. En consecuencia, todas las decisiones con respecto a la operativa y posibles modificaciones de servicios, como así también medidas referentes a incrementar las ventas de los servicios, iban a ser infructuosas, si primero no se renovaba la flota y no se reestructuraba el Taller 1. Pero lamentablemente se vio como hicieron las cosas al revés.
"Absoluta prescindencia por parte de los mandos medios y personal en general sobre la situación y destino de la Empresa. Se percibe una actitud más bien burocrática en el sentido que los puestos de trabajo están asegurados, en el entendido que si algo pasa el Estado está obligado a intervenir."
Otra verdad absoluta, para mi en lo personal, la situación crítica de O.N.D.A. S.A. rompía los ojos, pero el dicho popular en la interna de la Empresa era: "la ONDA no se funde ni tampoco la van a dejar fundir" , los hechos subsiguientes demostraron lo contrario. 
Muchos se burlaron de mi cuando me retire y dije: "esto si no cambia profunda y drásticamente, tendrá un desenlace lamentable", aún me cuesta entender de porque esta visión en aquellos momentos no era compartida ante irrefutables evidencias. 


 

No hay comentarios: